Galería de imágenes

Eche un vistazo a nuestra galería de imágenes. Encontrará imágenes de actos que ya hemos celebrado, así como instantáneas de todos ellos.

La Plaza de Toros de Estepona se sitúa, junto al puerto deportivo, en la zona intermedia de la expansión oeste de la localidad. Su fisonomía orgánica, sus muros blancos y la topografía reinventada, permiten generar una edificación única en donde las gradas se desarrollan de manera asimétrica con idea de generar el máximo número de localidades en sombra. Elevada sobre la N-340, su situación favorece la utilización polifuncional de sus instalaciones, de modo que rompe con la estacionalidad asociada a los eventos taurinos.
Inaugurada en 1972, el proyecto del arquitecto Juan Mora Urbano para la plaza de toros de Estepona se erige como uno de los recintos taurinos más peculiares. Su arquitectura orgánica genera un conjunto muy plástico y de una blanca opacidad al exterior, en donde se genera una topografía artifical exterior que permite situar un anillo de gradas asimétricas al que se accede por la parte alta. Esto obliga a desarrollar toda una serie de accesos en pendiente gracias a los muros de contención curvos en forma de C que provocan espacios a cota de calle que se destinan a vestíbulos, aparcamientos, patios, etc.
Esta plaza de 3ª categoría se caracteriza principalmente por la forma ovalada de sus gradas, donde la parte oeste posee mayor altura, con lo que se busca provocar el mayor número de asientos en sombra, tan valorados en los espectáculos taurinos.
El hecho de situarse sobre la antigua N-340, eje viario histórico de la Costa del Sol, provoca el carácter polifuncional de sus instalaciones, con la inclusión de diferentes museos municipales así como de diferentes espectáculos, lo que permite su uso continuado a lo largo el año, independientemente del calendario taurino.
Más novedosa, en cuanto a fórmulas y soluciones, es la Plaza de Toros de Estepona, apodada como la Primera Plaza de Toros asimétrica del mundo. Se asienta sobre una superficie total de 21 000 m2. Tal obra fue ejecutada por el Dr. arquitecto Juan Mora Urbano en el año 1972, tras un largo y depurado proceso de investigación, que cristaliza en tesis final de carrera, durante sus estudios en EE.UU.
El propio Juan Mora califica el resultado como de "una plástica tectónica producida por la fusión de los volúmenes con la tierra que los sustenta", a lo que se podría añadir que ocn un gran respeto por el paisaje y el ambiente del próximo núcleo urbano de Estepona.
En esta denominada plástica tectónica adaptada al terreno y al ambiente se destacan una serie de principios fundamentales, que nacen de la fusión de los conceptos de la plaza de toros tradicional con el del moderno estadio polideportivo. El primero de los problemas a resolver es el de las tradicionales desigualdades entre los tendidos de sol y sombra. Para ello se procura que en un setenta por ciento el coso esté protegido de los rayos solares a la hora clásica del comienzo de las corridas y totalmente sombreada una hora más tarde, es decir, en la mitad del festejo. También se ha buscado la solución del viento y de las funciones internas, resuletos precisamente con el diseño asimétrico. Se eleva el costado suroeste y se protegen los interiores de las ráfagas continuas y predominantes del poniente, a la vez que en esta zona se concentra la mayor parte de los servicios y asientos. De esta forma se consigue una mayor eficacia, cuando ésta se utiliza para otros espectáculos diversos de los taurinos, tales como competiciones deportivas, actos culturales, exhibiciones folklóricas, sesiones de cine de verano, etc.
La última de las soluciones adoptadas es junto con la asimétrica la más novedosa y la que junto con ella más la acerca a los estadios polideportivos modernos. Esta es la supresión de las clásicas galerías-túneles perimetrales al ruedo y de la mayor parte de las escaleras en beneficio de una circulación resuelta casi totalmente en el exterior. Esta exteriorización es llevada incluso a los corrales de los toros, que son visitables en el momento de hacer la separación desde las afueras, buscando una mayor conexión entre la ciudad y su fiesta.
A pesar de todas estas novedades, que obligan a cambios profundos en la estructura, no obstante al mantener la planta circular existen muchos aspectos tradicionales. Así se ha conservado la disposición de los muros radiales.

CANCELADO EL CINE

Guardia Real en la Plaza de Toros de Estepona